Vilanova de Prades

4 febrero 2010

Otra zona con fama de grado duro. A la vuelta de Marruecos pareciera como si hubieramos decidido castigarnos.

Y otra zona que aún no aparecía en este blog. Entradas, entradas, entradas y más entradas y sin embargo siempre quedan sitios por visitar, que increible pais tenemos.

Aunque aquí ya había estado, que hay vida más allá de este blog. Alguna vez dando cursos de escalada y alguna otra antes de tener el blog.

Esta vez hay que agradecerle la visita a Aram que ha insistido como un poseso en que quería reincorporarse al mundo de la escalada aquí.

Vamos llegando y ya intuimos el percal, igual que en el Coll de la barraca hay un palmo de nieve por todas partes y es bastante rollo llegar y moverse por la vias, amén del barro que lo ensucia todo.

La vuelta a la realidad después de Amellago no puede ser más dura: frio, nieve, barro, vias duras… (y no solo por eso, pero los problemas personales no son parte de la temática de este blog).

Con Arnau calentamos en una via de 6a en el sector de El pi que soy incapaz de localizar en mi vieja guia y no solo no me sale a-vista sino que me caigo. Sale al segundo pegue. Durilla, ¿como no? ¡Esto es Vilanova de Prades! (léase como Esparta). Sección bloquera corta.

Cambiamos de tercio y aterrizamos bajo Kriminal de muntanya (6c). Esta ni a-vista, ni a nada. Segundo pegue y me sigo colgando en dos pasos. Ambos volamos entre la segunda y la tercera chapa donde hay un aleje que te deja demasiado cerca de los arbustos, no mola. Y luego de nuevo arriba se nos acaban las ideas y también nos colgamos. Decidimos tras dos pegues mios y tres de Arnau dejar en paz la via y dedicarnos a otra cosa. Él afirma que la había encadenado y no le sonaba tan dura (¿?). Está ya algo sobada. Bastante mantenida. Continuidad corta.

Llega Aram y nos comenta que en  la nueva guia sale como 6c+ y eso me consuela. Yo ya había comentado entre pegue y pegue, a pesar de su excepticismo, que a mi me parecía algo más bien del estilo 6c+/7a, así que tan mal no estamos (ni tampoco graduamos tan mal).

Nos ponemos en Dragon Kan (7a) que es un viote muy recomendable (sinceramente las dos vias anteriores no me han entusiasmado). No sale a-vista y es que además del paso duro me bajo pues no lo veo claro. Arnau acaba de montar, pero curiosamente soy el que se acaba llevando la via tras dos pegues más (y sus propios consejos sobre como colocarme en el dinámico).

Palo en Dragon Kan

El grado me parece correcto aunque no es un regalo de 7a, pero la sección dura es corta, sólo dos chapas, no es un bloque pero casi, y el resto se aguanta relativamente bien. Lo cual no quita que superada esa sección pierda los nervios (pero Arnau me perdona y encadeno).

Esta via de alguna manera me reconcilia con el sector y como no queda mucha luz y el retorno al coche no será fácil, vamos tirando.